Estás en: BricoBlog » Manualidades » Decoración - DIY » persianas

Todo sobre las persianas alicantinas

por BricoBlog
persianas alicantinas - destacada

persianas alicantinas - miniaturaTodo sobre las persianas alicantinas: tipos, cómo instalarlas y cuál es la mejor para ti.

¿Has decidido instalar persianas alicantinas? ¡Excelente opción! Sobre todo si hace calor en tu zona: lograrás que entre el aire fresco naturalmente sin que te moleste el calor o la luz excesiva, que puede incluso dañar tus muebles u otros objetos. Además, con la variedad de modelos que hay en el mercado, seguro que conseguirás uno que dé un toque bello a tu ventana o balcón. Te contamos más sobre estas persianas para que elijas la mejor opción.

Tipos de persianas alicantinas

Estas persianas, también llamadas cortinas alicantinas, se caracterizan por subirse y bajarse enrollándose por medio de un sistema de polea, que funciona simplemente tirando o aflojando una cuerda. Por eso, la única diferencia básica que hay de un tipo a otro es el material.

persianas alicantinas - foto 1

Alicantinas de madera

Son las más tradicionales, y te proporcionarán un frescor natural, además de permitirte regular el paso de la luz e impedir que las moscas y mosquitos entren a tu hogar. Son muy resistentes, incluso en climas adversos. También soportan la abrasión, gracias a que la madera cuenta con una capa protectora. Se pueden utilizar tanto en el interior como el exterior, están disponibles en una gran variedad de colores y su fino barnizado les da el acabado perfecto.

Existen también las persianas alicantinas de madera sin pintar (solamente llevan el barniz protector), ideales para decoraciones rústicas.

Alicantinas de PVC (plásticas)

Si cuentas con un presupuesto más ajustado, opta por las persianas alicantinas de PVC. Tienen las mismas ventajas que las de madera y, además, te proporcionarán un mejor aislamiento frente al calor. La única desventaja que tienen frente a las de madera es que son más ligeras y, por tanto, pueden romperse si hace mucho viento.

 

Cómo instalar una persiana alicantina

Gracias a la sencillez de su mecanismo, es fácil instalar una persiana alicantina. Podemos instalarla de tres maneras: cubriendo la totalidad de una puerta, la totalidad de una ventana o tenerla empotrada dentro de la ventana.persianas alicantinas - foto 2

En el primer caso, primero toma las medidas de la puerta para encargar la persiana a medida. Añade 10 cm al ancho (5 cm a cada lado) y de 15 a 18 cm al largo: estas serán las medidas con las que tendrás que solicitar tu persiana. Antes de colocarla, asegúrate de que quedan 2 cm entre el suelo y la persiana.

En el segundo caso, si quieres cubrir una ventana por completo, suma 10 cm al ancho del hueco de la ventana (5 cm a cada lado) y 2 cm al largo.

Y, finalmente, si desear que la persiana quede empotrada a la ventana, resta 2 cm al ancho del hueco de la ventana (1 cm a cada lado) y 4 cm al largo. Es muy importante que tomes bien estas medidas, ya que la persiana en ningún caso debe superar el hueco de la ventana.

Mecanismo de instalación

El mecanismo de instalación es el mismo en los tres casos. Primero divide el ancho de la persiana en 4 partes. Así, podrás colocarla fácilmente a un cuarto de la distancia total desde cada uno de los extremos. Marca los huecos en la persiana y taládralos. Si la alicantina es de plástico puede ser difícil comenzar el agujero, para lo cual puedes comenzar por utilizar un taladro inferior al tamaño de la rosca. Después es posible que puedas seguir abriendo el agujero con el mismo cáncamo.

persianas alicantinas - foto 3

A continuación, marca en la pared los puntos donde vas a colocar la persiana. Ayúdate de un nivel, ya que es importante que queden alineados. Haz los agujeros en la pared con una broca del 6-8 y coloca los tacos y las alcayatas. Introduce los cáncamos. En el caso de las persianas muy anchas, es posible que tengas que instalar tres o cuatro en vez de dos.

Si la instalación es empotrada, tendrás que hacer lo mismo, pero poniendo los cáncamos en la parte superior de la persiana.

Dónde puedes instalar unas persianas alicantinas

Recuerda que no solo puedes poner estas persianas en puertas y ventanas, sino también en porches y pérgolas, o incluso sobre vallas. Así, tendrás el espacio protegido y puedes aprovechar para que dé un toque de color a la fachada de tu casa. También puedes utilizarlas para tapar armarios abiertos, a los que dará un toque muy original.

No te preocupes por utilizarlas para tu negocio. Ya hay cortinas alicantinas en las ventanas de muchas oficinas, hoteles y restaurantes, donde aportan un toque original.

persianas alicantinas - foto 4

Limpieza de las persianas alicantinas

Si son de madera, lo ideal es utilizar un paño con un producto especial de limpieza para madera en cada una de las lamas. Si es de plástico, basta con pasar un paño con un poco de jabón neutro y agua templada.

Para limpiar las persianas a fondo más cómodamente, descuélgalas y desenróllalas sobre una mesa. No olvides limpiar entre las lamas.

Ahora que ya conoces todos los detalles sobre persianas alicantinas, ¿con cuál te quedas? ¡Piensa que tienes un sinfín de colores y texturas para elegir!

.

Related Posts

Deje un comentario:

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.